3 señales que indican que tus papas están envenenadas

La papa es uno de los alimentos más importantes para el ser humano, pero debes tener cuidado con estos signos.

Por lo general, cuando se compran papas se tiende a almacenarlas por un periodo de tiempo alargado lo cual podría ser muy peligroso. Es común que estas verduras se almacenen por largos periodos en la casa, pues son fáciles de cocinar, preparar y acompañan a una gran variedad de platillos.

Cuando las papas pasan mucho tiempo almacenadas, comienza a aumentar el nivel de un compuesto tóxico llamado solanina.

Las patatas son hortalizas de raíz que crecen bajo la tierra. Cuando estas hortalizas de raíz se exponen al aire y a la luz solar, se forman compuestos venenosos llamados glicoalcalaloides. Para evitar cualquier intoxicación alimentaria por patatas, hay ciertos signos que deben observarse.

Señales que te dicen que debes tirar las papas

Debes tener cuidado y prestar mucha atención a estos signos en las papas que indican que están venenosas.

1. Encogimiento de las papas

Después de pasar mucho tiempo en la cocina sin ser preparadas, las papas comienzan a encogerse. Además, forman una capa arrugada y blanda lo cual es señal de que no deben ser cocinadas. Esto se debe a que el contenido de solanina en las patatas ha aumentado y, por lo tanto, puede llegar a ser tóxico para el cuerpo.

2. Brotes en las papas

Cuando las papas no se usan en un par de días, comienzan a crecer brotes. Los brotes tienen altas concentraciones de dos glicoalcaloides venenosos: solanina y chaconina. El brote en las patatas se produce más rápidamente en los productos orgánicos que en los tratados con productos químicos.

La germinación de la patata puede ser de dos tipos. En un tipo de germinación de la patata, estas son firmes cuando los brotes comienzan a desarrollarse. En este caso, las patatas se pueden cocer una vez que se hayan retirado los brotes.

En el segundo tipo de brote de la patata, tienen una capa arrugada y blanda y los brotes crecen en esta capa. En este caso, es mejor deshacerse de ellas ya sea, utilizarlas para composta o tirarlas en un bote de basura orgánico.

3. Papas de color verde

La exposición de las papas a la luz favorece la producción de solanina, un compuesto venenoso que puede ser tóxico para el cuerpo si se consume en grandes cantidades. Cuando las papas están expuestas a la luz, algunas partes pueden tender a volverse de color verde. Estas partes son generalmente altas en solanina.

Cuando las patatas se tornan verdosas, no hay que desperdiciar toda la patata. Puedes picar las partes verdes y usar el resto de la patata para preparar tu plato favorito.

¿Qué sucede si ingieres papas envenenadas?

Cuando consumes papas envenenadas, generalmente afecta el tracto gastrointestinal. Los efectos sobre el cuerpo se retrasan de 8 a 12 horas. Si las papas envenenadas se consumen en grandes cantidades, entonces puede afectar el sistema nervioso central.

Los síntomas gastrointestinales y neurológicos son más notables. Algunos de los síntomas que se pueden experimentar después de consumir papas envenenadas son los siguientes:

Calambres estomacales

Náuseas

Ardor de garganta

Dolor de cabeza

Mareos

Diarrea

Arritmia cardíaca

Alucinaciones

Cambios en la visión

Respiración lenta

Fiebre

Ictericia

Hipotermia

Pérdida de sensibilidad

Pupilas dilatadas

E incluso la muerte

Así que, ten cuidado cuando compres papas. Trata de no almacenarlas en casa durante un período prolongado. Si lo haces, asegúrate de estar atento a estos signos para evitar la intoxicación alimentaria.

Articulo Original: Nation mx

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSCRÍBETE

Como Salvaguardian del Planeta te estarémos invitando a participar de acciones que nos ayudan a darle equilibrio a nuestro Planeta