Águila toma a bebé halcón para la cena y acaba perdonándolo y criándolo como propio

Cuando todo el mundo creía que lo convertiría en su cena, lo hizo miembro de su familia.

Pam MacCartney es una voluntaria de Vida Silvestre que observaba una transmisión en vivo de GROWLS. Esta es una organización sin fines de lucro que se encarga de rescatar y preservar la vida silvestre en la isla Gabriola, Canadá. En dicha proyección se observó un comportamiento peculiar.

Era el de una águila calva que sacaba de su nido a un pequeño halcón. Lo que era lógico esperar era que la águila mayor convirtiera al pequeño halcón en su cena. Pero por una razón desconocida, la madre solo soltó al pequeño al lado de su cría.

Inicialmente, la familia tenía dos aguiluchos, pero el aguilucho más joven perdió la vida poco después de nacer. Por lo que se infiere que esta ave confundió a su presa con su hijo que ya había dejado este mundo. El peculiar evento ocurrió a unos 53 kilómetros al oeste de Vancouver, en la Columbia Británica.

Sharron Palmer-Hunt

«Por lo general, cuando miro, como David Attenborough y sus programas, puedo cerrar los ojos o avanzar rápido o lo que sea, pero esto era en vivo en ese momento, y yo estaba como: ‘oh, Dios mío, oh, Dios mío» mencionó la ecologista al medio CBC cuando vio la singular adopción.

Sharron Palmer-Hunt

«Simplemente, lo dejó caer, ya sabes, y cobró vida. Y [el] aguilucho estaba como: ‘¿Qué, mamá? ¿Qué es esto? ¿Por qué se mueve?», sonrió Pam. Cabe destacar que para el ornitólogo David Bird, profesor emérito de biología de vida silvestre en la Universidad McGill de Montreal, este evento no es la primera vez que ocurre.

Sharron Palmer-Hunt

«Esta ave probablemente vino de un nido de halcón de cola roja que fue depreado por las águilas calvas adultas. Acto seguido, el pequeño halcón salta y empieza a pedir comida de inmediato. Eso es lo que le salvó la vida. Nunca creí ver esto en mi vida. Es algo bastante raro de ver» mencionó el profesional en vida silvestre.

Sharron Palmer-Hunt

«Malala y Junior viven su mejor vida en lo alto del Nido del Águila. No importa que no sean hermanos biológicos, definitivamente se aman ahora. Echa un vistazo a los últimos siete días en el nido. Si me preguntas… Los halcones son un pájaro genial», colocó GROWLS en su cuenta de Facebook.

Sharron Palmer-Hunt

En un principio ambos polluelos se mantenían distantes y la madre águila no parecía prestar mucha atención al pequeño halcón, pero justo al venir la noche, las aves parecían haber conformado una familia.

Sharron Palmer-Hunt

«Es increíble para mí, y los encuentro como una familia feliz. Todos se llevan bien [y] a veces se dan pequeños, ya sabes, besos de águila o lo que sea(…). Es similar a nosotros. No todos somos convencionales y no somos exactamente como todos piensan que deberíamos ser o somos diferentes, y somos hermosos, y es hermoso» concluyó Pam quien monitorea a esta familia de polluelos como parte de su vida.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias