Cachorrita corre detrás de todos los que pasan esperando que alguien le dé un hogar

Llamaba la atención de todos los que pasaban por el lugar.

Las calles de Nuwela Eliya, en Sri Lanka han sido testigos de cómo la insistente actitud positiva que tenía una perrita sin hogar pudo lograr más de lo que todos esperaban. Su espíritu alegre y su cuerpo se mueven de forma enérgica cada vez que alguien se acercaba.

Hasta que un grupo de rescatistas notó su presencia en el mercado de la ciudad. Los voluntarios cuidaban elefantes para la fundación Elephant Nature Park, y su trabajo es atender a los paquidermos.

Lek Chailert y el grupo de voluntarios que preside no pudieron ignorar a esta perrita, e hicieron una publicación en las redes sociales de su interacción con ella.

”En el mercado, donde pasan miles de personas, vimos un pequeño cachorro moviendo la cola a los transeúntes, invitando a las personas a ponerle atención a ella” mencionaron los voluntarios.

Realmente es muy encantadora, pero pese a ello no lograba que alguien le prestara atención y mucho menos que la llevara consigo. Excepto por este grupo de valientes rescatistas, que apenas la vieron, le propiciaron caricias y expresiones de afecto.

Ellos no tenían la intención de llevarla, así que luego de saludarla continuaron su camino, pero ella no estaba dispuesta a dejarlos ir, así que los siguió. Fue en ese momento donde comprendieron que ella no quería permanecer un día más en las frías calles de esta ciudad

El grupo explica lo que hicieron para ayudarla: “Decidimos pedirles a las personas que pasaban, que la adoptaran, que se responsabilizaran de su cuidado. Cuando veían que era hembra, perdían el interés”.

Desafortunadamente, no fue tan fácil hallar alguien que quisiera a la perrita. Pero, no todo estaba perdido, ya que les faltaba por preguntar al chofer del vehículo que transportaba al grupo de rescatistas. Thushara, como se llama el hombre, enseguida tomó a la perrita y la llevó con él.

Lek cuenta lo que hicieron luego: “Le compramos una manta nueva y la bañamos, convirtiendo nuestro equipaje en su cama mientras ella se quedaba con nosotros en el hotel. Creo que esta fue la primera noche en que ella podía dormir cómoda y tranquila”.

Desde el momento en que se conocieron hasta ahora, ya han pasado unos 3 años. Decidieron llamarla Lek Lek, quien ahora no solo tiene un nuevo hogar, sino una familia que la ama y la cuida con esmero.

Lek Charlie no había visto más a su amiga Lek Lek desde entonces, así que decidió ir a ver cómo estaba, ella no pensaba que la recordaría, pero estaba equivocada. Ya que apenas la vio demostró que no la había olvidado con su efusivo saludo. Por suerte, estas imágenes fueron grabadas y compartidas en las redes sociales.

La que antes era una cachorra se convirtió en una perrita adulta llena de cariño para brindar. Ahora vive en un cómodo hogar donde le brindan el alimento y atenciones necesarias para ser feliz.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias