Científicos crean quinto estado de la materia (y eso nos acerca a la teletransportación)

En estos tiempos es difícil discernir entre ciencia real… y ciencia ficción.

No es sólido, ni gaseoso, ni plasmático. Ni siquiera es realmente líquido: el quinto estado de la materia, o condensado de Bose-Einstein, está compuesto por átomos que están al nivel más bajo de energía. Esto provoca que todos se vuelvan idénticos, actuando igual a los demás y obteniendo una forma hasta ahora desconocida.

El condensado de Bose-Einstein tiene un comportamiento colectivo:
hace de la materia un solo gran átomo.

La única manera de obtener este quinto estado de la materia es enfriando los átomos por debajo del nivel de energía, esto es, cerca del llamado cero absoluto.

Científicos alemanes de la QUEST Leibniz Research School lograron crear el quinto estado de la materia en el espacio y que durara 6 minutos, contrario a los pocos segundos que había durado el condensado de Bose-Einstein en otros experimentos.

Se cree que el quinto estado de la materia puede tener muchas aplicaciones tecnológicas.

Por eso, los cálculos que hicieran Bose y Einstein hace décadas no han dejado de ser invocados por los científicos.

En 1995, los físicos Eric Cornell y Carl Wieman (ganadores del Premio Nobel en 2001) lograron enfriar lo suficiente los átomos como para crear el quinto estado de la materia a partir de un láser. Esta fue la primera vez que se pudo observar el condensado de Bose-Einstein. Pero como su método provocaba el movimiento de los átomos en un confinamiento magnético dependiente de la gravedad, su experimento no permitió observar el quinto estado de la materia.

Después, en 2010, científicos del Max Planck Institute of Quantum Optics llenaron una cápsula cilíndrica del tamaño de una puerta con algunos millones de átomos de rubidio –un metal alcalino blando que se enfría más facilmente– atrapados en un chip con láseres, energía, solenoides y una cámara. Los científicos arrojaron la cápsula desde una torre: la gravedad cero durante la caída permitió generar el quinto estado de la materia en el chip de átomos, pero sólo por unos segundos, los cuales fueron captados por la cámara.

Por su parte, el experimento de los alemanes que se llevó a cabo en enero de este año es el primero que logra crear el quinto estado en el espacio. Gracias a las condiciones de baja gravedad, los investigadores pudieron extender hasta por 6 minutos la inmovilización atomística, lo que dio pie a 110 experimentos controlados remotamente.

La quinta materia y los nuevos horizontes tecnológicos

Esto, junto con el reciente experimento que creó luz líquida a temperatura ambiente–que es una especie de quinto estado de la materia que se consigue a partir de luz–, abre sin duda un nuevo episodio en el desarrollo tecnológico. Gracias a sus cualidades conductoras y a su flujo inalterado, el cual permite transmitir información y energía sin desperdicio, se cree que la luz líquida podría ser el elemento central de dispositivos de teletransportación en un futuro cercano.

Aunque, por ahora, se espera que la luz líquida sirva para la producción de materiales superconductores para dispositivos como LEDs, paneles solares y láseres. Pero aunque estemos lejos de la teletransportación, no cabe duda de que cada vez cuesta más discernir entre ciencia real y ciencia ficción.

Articulo Original: Ecoosfera

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSCRÍBETE

Como Salvaguardian del Planeta te estarémos invitando a participar de acciones que nos ayudan a darle equilibrio a nuestro Planeta