Detiene su auto para ayudar a pequeño alce a cruzar y reunirse con mamá

El mamífero estaba acompañada de su cría.

Andrea Bock estaba conduciendo su coche por Clam Gulch, Alaska, cuando vio algo que intentaba cruzar la autopista. Era una madre alce con sus crías, la cual tenía problemas para ponerse a salvo. Sin pensarlo dos veces, detuvo su automóvil.

Aunque el tránsito se detuvo, algunos conductores mostraron cierta incomodidad, pero otros decidieron ayudar deteniéndose para que el pequeño pudiera cruzar.

Andrea N Salty Bock

Un hombre tomó al pequeño en sus brazos y lo colocó en la carretera para que pudiera cruzar. Este rescate solo se llevó unos instantes, pero bien valió la pena.

Andrea N Salty Bock

“El ternero se acercaba al final de la barandilla, pero cada vez la madre lo llevaba de regreso al centro, más lejos del final. Creo que la razón por la que la madre seguía llevándolo al centro era porque era la sección donde no había automóviles» mencionó Bock a un medio de comunicación.

Andrea N Salty Bock

«Después de casi 30 minutos de caminar de un lado a otro y la línea de trásito creciendo más y más minuto a minuto, un caballero del carril de tráfico en dirección norte llegó y le brindó algo de ayuda al becerro. Esperó el momento oportuno cuando la mamá estaba al otro lado de la carretera. El tránsito le bloqueó la vista cuando rápidamente agarró al ternero y lo colocó sobre la barandilla con su madre, mencionó la joven en una publicación de Facebook.

Andrea N Salty Bock

Cuando un alce afronta episodios de mucho estrés pueden mostrarse impulsivos, por lo que se idearon un plan con otros conductores. Uno de ellos, Joe Tate, mencionó: «En ese momento, no sabía que los amigos habían ideado un plan para bloquear la vista de la madre, así que estaba nervioso por el tipo. Pensé que solo esperaba que la madre se mantuviera fuera de la vista el tiempo suficiente para que él pudiera agarrar a su bebé».

Andrea N Salty Bock

«Fue calculado. Fue algo que miramos y hablamos antes de hacerlo. Funcionó de la mejor manera. Y podría haber salido mal y lo entiendo y lo sé. Pero fue lo mejor y valió la pena el riesgo que tomé» destacó Tate.

Afortunadamente, el pequeño alce se encontró con su madre y juntos se adentraron al bosque. Sin duda este tipo de actos nos hacen creer que todavía quedan buenos seres humanos en el planeta.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias