Fabrican gafas a partir de plástico retirado del océano en Colombia

Existe gran preocupación por el aumento de residuos plásticos que ocasionan un significativo grado de contaminación en el pacífico Colombiano, razón por la cual surge Nuquí Project, emprendimiento creado por Nicolás Gómez que busca a través de la acción mitigar la contaminación que producen los residuos y que generan impactos negativos tanto a los ecosistemas como a la comunidad.

Nicolás es economista e instructor de buceo, su gran preocupación se genera por el vínculo que tiene con las comunidades y por las situaciones que los pobladores viven a diario, manifiesta que el propósito de esta idea de negocio es generar productos con un alto valor agregado a partir de la transformación del plástico que se recupera en el golfo de Tribugá.

Debido a esto comenzó a desarrollar artículos a partir de material reciclado, el primero de ellos son unas gafas 100% fabricadas con plástico recuperado en el océano pacífico y su lanzamiento será en noviembre, este emprendimiento lo desarrolla de la mano de Fento que es una empresa de gafas de Medellín y de la Red de reciclaje de Nuquí.

«En nuestra primera colección lanzaremos gafas de sol y de descanso con lente oftálmico. Esta colección vendrá en 5 colores diferentes. Cabe resaltar que cada pieza es única y hecha a mano en un proceso totalmente artesanal. Además, hay que anotar que el empaque es biodegradable, la funda está confeccionada con tela reciclada a partir de botellas PET y la etiqueta es germinable. La idea más adelante es lograr producir diferentes productos de alto valor agregado, poder reciclar la mayor cantidad de plástico posible y generar un impacto ambiental positivo en estas regiones», comenta.

«Durante estos años he realizado diferentes proyectos sociales con las comunidades en educación, cultura, deporte y salud, pero también el tema de los residuos plásticos en el océano me ha preocupado especialmente por mi cercanía con los ecosistemas marinos», asegura.

Afirma que desde el 2018 han realizado diferentes actividades como limpieza de playas, seminarios en las escuelas, y soporte a la Red de Reciclaje de Nuquí, todo esto por el bien del Golfo de Tribuga. «Dadas las dificultades en la operación de recolección y los altos costos logísticos en la región me vi obligado a buscar e idear otras fuentes de ingreso mediante la transformación de estos residuos plásticos. De esta forma nace esta idea de negocio».

Dice que han habido avances significativos en cuanto a la concientización de la población y en el trabajo que realizan los jóvenes a través de la escuela de surf de la zona. Así mismo, señala que la red de reciclaje ha hecho un papel fundamental, mensualmente a comienzos de este año estaban recuperando alrededor de 1,2 toneladas de residuos. «Esto es un gran avance, pero la problemática sigue siendo inmensa porque se calcula que al Golfo de Tribugá ingresan cerca de 5 toneladas de residuos recuperables cada mes».

La cantidad de plástico que se usa para la elaboración de las gafas no es muy significativo, en esta primera colección calculan que se utilizaran 50 kilogramos de este plástico reciclado. «Lo más valioso acá es el porcentaje de utilidades en forma de retorno que se le va a dar a la red de reciclaje y el impacto que se pueda lograr con estos recursos. Adquisición de maquinaria, aumentar en un 50 por ciento la cantidad de plástico recuperado, concientización de las comunidades y oportunidades de empleo. El objetivo es brindarle herramientas a la red para que pueda ser auto sostenible», comenta Nicolás Gómez. 

Este emprendimiento aumentará la cantidad de material reciclado

«Con esta iniciativa queremos generar un impacto positivo en el ecosistema del Golfo de Tribugá. El 10 por ciento de las utilidades del proyecto será destinado a mejorar y fortalecer la red de reciclaje en Nuquí. Con estos fondos buscamos ayudar a mejorar la infraestructura y maquinaria de la red y aumentar la mano de obra para de esta forma incrementar el volumen de plástico recuperado en el Golfo de Tribugá».

Entre los objetivos se encuentra el generar fondos para adquirir maquinaria y así lograr transformar este material en plásticos para diferentes usos. La meta es que en un futuro este proyecto se convierta en un modelo de negocio corporativo, que avance y que facilite generar al medio ambiente impactos positivos en diferentes regiones del país que afrontan la misma situación.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSCRÍBETE

Como Salvaguardian del Planeta te estarémos invitando a participar de acciones que nos ayudan a darle equilibrio a nuestro Planeta