Gatita rescatada le agradece a su nueva mamá por haberla salvado a ella y a sus bebés

La rescatista voluntaria de animales hizo lo propio.

Las calles frías de la capital de Turquía pueden a veces ser un territorio complicado para una gata a la espera del nacimiento de sus crías. El clima, la contaminación, animales que luchan por territorio, son algunos elementos que no facilitan la vida de los felinos en la ciudad.

Esto fue lo que llevó a una gatita a dejarse llevar por una luz en un edificio de apartamentos para dar a luz a sus bebes. Un residente del lugar preocupado por la felina, buscó a una rescatista de nombre Ahsen para que propusiera una alternativa para la recién madre.

Ahsen ya tenía unos gatos bajo sus cuidados, por lo que tuvo que habilitar una cama en su garaje para que la familia felina descansara de una forma cómoda. Esto lo hizo motivada por la empatía que la caracteriza.

«Cuando me contactaron, dije, ‘tráemelos’ antes de que tuviera la oportunidad de ver una foto. Vi los grandes ojos verde esmeralda de la madre y decidí llamarla Zümrüt, que significa esmeralda. Ella estuvo muy agradecida desde el principio» mencionó Ashen al medio de comunicación digital Love Meow.

De una forma desafortunada, uno de los mininos pereció, pero los otros empezaron a desarrollarse de una forma ideal. Ashen es un ser humano espectacular y no hay quien lo dude.

Zümrüt es una gata muy activa y sagaz. La vida en la calle la condicionó para ser una madre atenta a cada momento de la vida de sus crías.

La intención de la amorosa rescatista era dar a los mininos en adopción lo más pronto posible. Para esto se puso de acuerdo con algunas personas para conseguir un hogar que pudiera acogerlos. A veces las buenas intenciones superan el presupuesto familiar.

«A Zümrüt le costó encontrar un adoptante adecuado, ya que no le agradaba nadie más que yo, y tardó un tiempo en adaptarse a la vida en el interior», mencionó Ashen al medio de comunicación digital.

«Con mucha paciencia y el vínculo entre nosotras, realmente se recuperó. Vivió una vida difícil en las calles, pero ahora está gobernando el gallinero en mi casa», dijo Ashen entendiendo que la gata tenía otro plan.

«Ella duerme conmigo todas las noches y, a veces, salimos a pasear juntas por el jardín» dijo la rescatista, que no pudo separarse de su nueva amiga.«Ella confió en mí y creo que me eligió» concluyó Ashen.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias