Gatito va a casa de la mujer que lo alimentó y le pide ayuda para encontrar un hogar

Celine Crom observó a un gato rondando fuera de su casa a principios de año, el cual llamó su atención. Al parecer, el felino evidenciaba muestras físicas de falta de alimento, por lo que la mujer quien pertenece al centro de rescate Chatons Orphelines Montreal decidió atenderlo.

Como el minino no dejó de visitar a la mujer, esta decidió ponerle el nombre de Luckyou. Esta acción mostraba que Celine se estaba enamorando del callejero que al parecer quería dejar su vida anterior y dejarse mimar.

Luckyou regresaba todos los días para comer y calmar su sed. A pesar de que este gato tenía temor de los seres humanos, su necesidad de cariño le superaba. Como era evidente que el felino necesitaba atención médica, Celine preparó un truco para poder atenderlo.

«Regresaba regularmente para comer, y noté que no podía cerrar la boca. Sabía que tenía que rescatarlo» mencionó Celine al medio digital Love Mew para justificar la estratagema para tener acceso al minino.

«Puse algunas golosinas allí, y el mismo día Luckyou entró (como si estuviera listo para dejar las calles atrás)» dijo Celine. Luego de revisarlo se estimó que Luckyou tenía alrededor de siete años. El chequeo veterinario dio positivo para un afectamiento en su salud.

La rescatista señaló que el gato tenía un problema con su boca, la cual necesitaba una intervención por parte de los veterinarios.

«Todo salió bien. Apenas le quedan dientes y su pequeña lengua sobresale ahora, lo que se suma a su encanto. Luckyou hizo que le quitaran todos los nudos y ahora puede dormir profundamente» menciona Celine al medio digital Love Mew como resultado de la intervención veterinaria.

«Salió de su caparazón e hizo los maullidos más lindos para llamar la atención. Dejó de sisear y se volvió más curioso y tranquilo» resumió las nuevas acciones del gato.

Una vez ubicada la nueva casa del gato, lo demás se ha hecho fácil. «Luckyou es amado y mimado por sus cuidadores, Morgane y Alvin. Después de esconderse durante dos semanas, se entusiasmó con ellos y comenzó a mostrar su lado amable y cariñoso. Es muy dulce y cariñoso. Ronronea y saca la lengua cuando está feliz. Sus cosas favoritas son la comida y la atención. Habla con su pequeño maullido y se lleva bien con el gato residente, Ferdinand» finalizó Celine.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias