Joven encuentra a un perrito perdido en la montaña y decide cargarlo por 11 km

Encontró al perro en una caminata por las montañas.

Tia Maree Vargas se convirtió en un ícono de lealtad, valor y energía. En una caminata se encontró a un perro extraviado. En su caminata por las montañas de Idaho Falls (E.U.A.) esta deportista iba a tener una de las experiencias más singulares de su vida.

El canino se trataba de un Springer Spaniel Inglés de 25 kilos, que se encontraba en un estado desafortunado de salud. Tenía una placa con el nombre de Boomer, y su mirada era realmente un inquietante.

tiaboomer

De bajada se encontraba el perro caminando con mucha dificultad. Ella cuenta: “Si fuera mi perro o mi hijo o alguien a quien amo, me gustaría que alguien hiciera eso por mí. No hay forma de que pudiera dejarlo allí y tener paz.

tiaboomer

Ella sigue relatando: “Recogí al perro, sentí la dificultad de inmediato. Nunca antes había sentido nada como eso. Tuve que ponerme debajo de él para levantarlo sobre mis hombros. Lo llevé hasta donde estaba mi padre”.

Su padre, de nombre Ted es de carácter afable, le dijo sonriendo a su hija: “¿No crees que esta caminata sea lo suficientemente difícil? ¿También tienes que llevar un perro?. Mi papá me hace reír. Su sentido del humor me ayudó a seguir adelante, es un gran hombre”.

tiaboomer

A partir de ese instante, optaron por recorrer un camino con menor inclinación, en vista de lo difícil que sería para ella hacerlo con Boomer sobre sus hombros, definitivamente un reto doble.

Desafortunadamente, la ruta que ellos escogieron estaba cerrada, Tia sigue contando: “Nos perdimos dos veces. No pudimos encontrar el rastro debido a la nieve y los árboles en el suelo que cubrían el camino, entonces empezó a llover. Tenía afectada la cabeza y el cuello. Estaba al borde de las lágrimas pensando: ‘Tengo que sacar a este perro, no quiero dejarlo aquí’”.

tiaboomer

“Cuando quise renunciar fue cuando oré. Sentí algo inexplicable, fue como si alguien hubiera quitado el peso de mis hombros. La oración y las bromas de mi padre me dieron fuerzas. Pensé: ‘Estoy bien. Puedo hacer esto’” mencionó la mujer.

tiaboomer

La situación se complicó con la lluvia, así que cambiaron de ruta, “Obviamente Boomer tenía muchas ganas de comer. Nos sentimos agradecidos de tener algo que darle. Mi papá le dio una buena porción de su sándwich y yo le di unas galletas”, dijo Tia.

El camino de regreso les tomó unas seis horas, pero finalmente llegaron. Para su sorpresa, los dueños de Boomer lo buscaban con empeño, dejaron la nota que decía: “Perro perdido llamado Boomer, llama a este número”.

tiaboomer

Boomer se extravió estando de excursión con su familia, descendió por error en una grieta a una distancia que les hizo imposible hallarlo. Pero su encuentro con Tia cambió el desenlace de esta historia. Los preocupados dueños agradecieron las atenciones extraordinarias de esta bondadosa mujer.

tiaboomer

Pero esta familia tenía que mudarse en los próximos días y le plantearon a Tia si se podía quedar con Boomer. Ellos tendrían que dejarlo, y no había mejores manos que las de esta noble mujer.

La mirada de Boomer es una poesía. No existe ser humano en el mundo que se resista a tanta ternura. Sin duda, ambos amigos se complementan en esta etapa de la vida.

tiaboomer

Tia no dudo en ningún momento en decidir hacer la adopción de Boomer. Para el canino esta nueva dueña es lo mejor que le ha pasado.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias