Joven rescata a una cigüeña que no podía volar y le brinda una nueva vida

En la ciudad de Mogilev, Bielorrusia, se encuentra una cigüeña con unas condiciones de vida singulares. Al parecer las circunstancias le llevaron a desplazarse por tierra, ya que se encuentra imposibilitada para volar.

Por las marcas que aparecen en sus plumas se percibe que recibió varios afectamientos, cuando se encontró en medio de una situación desconocida. Por deducción lógica se afirma que el ave estaba haciendo un nido cerca de las líneas de energía cuando vivió una desafortunada eventualidad.

Algunos residentes locales decidieron ayudar al ave y la llevaron al veterinario para que recibiera atención médica de manera urgente. A pesar de que actuaron a tiempo, los profesionales de la salud en los animales pudieron atenderla lo mejor que pudieron.

«Me enteré de una cigüeña joven que había quedado en cables de alta tensión, perdió la conciencia y descendió al suelo…» mencionó Elena Ersh, quien quería ayudar a esta ave.

Los profesionales revisaron al ave y tuvieron que hacer una intervensión para retirarle la mitad del ala. «Cuando me enteré la busqué sin pensarlo.», mencionó Elena quien se llevó al ave a su propia casa.

La cigüeña recibió el nombre de Gosha y la misma dormía en el balcón para estar a salvo de los animales silvestres, y en el día disfrutaba al aire libre. A pesar de que se le construyó un lugar para que estuviera a placer, el ave parecía que estaba desanimada.

Gosha no se movía, por lo que Elena pensó en llevarla nuevamente al veterinario. Para algunos profesionales el ave fingía la situación.

Como Elena no daba fe de lo que escuchaba de los profesionales, decidió buscar una segunda opinión. Para esta mujer la razón de esta condición tenía otro matiz.

«Llamé a todas las clínicas veterinarias privadas en busca de un ornitólogo y encontré uno. Después de examinarla, dijo que si hubiera esperado más, habría perdido la via porque su ala seguía afectada» mencionó la mujer preocupada por Gosha.

Cuando recibió la atención del ornitólogo, el ave fue tratada por el profesional en donde le quitaron una parte de su ala. Gosha despertó sin ningún problema después de varias horas dormida.

Después de varios días de tratamientos, Gosha poco a poco se puso de pie y comenzó a adaptarse a su nueva vida. Aunque no puede volar lleva una vida tranquila e interactúa con una facilidad con Elena. Esta cigüeña encontró la felicidad en medio de tantas experiencias negativas.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias