Joven ve a una pequeña gata al borde de un puente y decide actuar

La maravillosa mujer lo hizo todo para salvarla la vida.

Nicole Toney venía de una jornada laboral cuando divisó en un costado del camino, a una gatita que estaba a punto de perder el equilibrio. Al parecer la minina estaba desorientada y no tenía conciencia del riesgo que corría.

Como no quería que la gata se asustara, Nicole detuvo su coche a una distancia prudencial para no asustarla. Luego caminó sigilosamente hasta donde se encontraba la minina e intentó calmarla de la mejor forma que pudo hasta que la agarró.

Para Nicole no existía otra forma de actuar, ya que si se descuidaba, la felina iba a saltar al vacío debido a su inexperiencia. La mujer lucía tacones y falda al momento del rescate, pero esto nunca impidió sus acciones memorables.

«Estaba realmente nerviosa porque ella no iba a estar allí cuando me diera la vuelta” afirmó la mujer cuando se le preguntó lo que sintió cuando vio a esta gatita. Sin duda fue un momento muy emocionante.

“Me acerqué a ella lentamente porque tenía temor a las alturas y tenía temor de que saltara, y luego solo quería asegurarme de acercarme mucho a ella para poder poner mi brazo detrás de ella para que si perdía el equilibrio, pudiera tratar de atraparla. Luego la agarré del cuello y la tomé como las mamás gatas los cargan por el cuello” señaló Nicole emocionada por recordar ese sorpresivo momento.

Durante el rescate, la gatita apenas se movió: «Ella no siseó, no afectó; creo que estaba demasiado temeroza para moverse. Simplemente, dijo: ‘¡Está bien, genial, alguien me rescató!’«, mencionó Nicole mientras dejaba ver su mejor sonrisa.

Cuando finalmente Nicole metió a la pequeña gata en el auto, se sintió feliz. Ahora el problema era mencionarle a su esposo lo que había hecho. Ya que ambos habían acordado no adoptar más animales. “Él dijo, ‘OK, bueno, hablaremos de eso después del trabajo’, y nunca hablamos realmente de eso, simplemente lo mantuvimos” mencionó la mujer acotando que en el pasado había perdido una gatita similar que se llamaba Mabel.

“Se parece mucho a [Mabel]. Yo estaba como, «¡Hombre, definitivamente tenemos que mantenerla!’ Me sentí mal porque Nigel (su otro gato) ya no tenía a su hermana y pensé: Ella puede ser su hermana«, le dijo a su esposo Nicole, quien aceptó la propuesta.

«Ella es bastante juguetona, es dulce, no creo que haya salido completamente de su caparazón todavía» finalizó Nicole al agregar que le pusieron a la gatita por nombre Ducky.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias