La NASA publica el tamaño del asteroide que se dirige a la Tierra

Según el científico Neil de Grasse Tyson, el próximo 2 de noviembre podría impactar contra la atmósfera el asteroide 2018VP1, que tiene el tamaño de un refrigerador.

El científico añade que en el caso de que esto ocurriera los daños generados por el impacto no serian graves, ya que cabe la posibilidad que el asteroide se desintegre debido a la velocidad de la caída durante la trayectoria.

Las posibilidades de que este asteroide case Apolo aterrice en la tierra en la fecha preestablecida del 2 de noviembre es del 0,41% según la NASA, este cuerpo se haría visible durante el día cerca del punto de entrada de la atmósfera pero ‘no interrumpiría nuestra civilización’, añadió el científico.

Así mismo aseguró que ‘el asteroide no es tan grande como para impactar con éxito en la superficie de la Tierra. A la velocidad que va más de 40.555 kilómetros por hora es como impactar de frente contra un muro’.

Según los expertos el asteroide se desintegraría antes de llegar a la tierra, ¿A qué se debe este suceso?, de acuerdo a la publicación de Meteoritics & Planetary Science, la atmósfera terrestre es el mejor escudo contra los meteoritos. Entonces, si el meteoro se precipita a la tierra, el aire que se encuentra a alta presión delante de él se filtra a través de sus polos y grietas, separando el cuerpo del meteorito y esto es lo que hace que se desintegre.

‘Hay un fuerte gradiente entre el aire a alta presión frente al meteoro y el vacío de aire detrás de él‘, explica Jay Melosh, profesor de Ciencias Terrestres, Atmosféricas y Planetarias en la Universidad Purdue, en Estados Unidos y coautor del estudio. ‘Si el aire puede moverse a través de los pasajes del meteorito, puede entrar y hacerlo volar fácilmente‘ agrega.

Hace poco se observó un impresionante acontecimiento cerca de Alemania y los Países Bajos donde un meteorito tocó la atmósfera de la tierra y se deslizó sin desintegrarse para luego alejarse.

Un equipo de astrónomos de ESA (Agencia Espacial Europea), observó en un video como una roca alcanzó una altitud de 91 kilómetros, muy por debajo de cualquier satélite en órbita, previo a ‘rebotar’ de nuevo.

Un meteoroide es un segmento de un cuerpo celeste que se convierte en meteoro, al entrar en la atmósfera terrestre, la gran mayoría se desintegran, cuando entran a la atmósfera del planeta, la fricción los empezará a consumir dejando un rastro brillante llamado meteoro. Este fenómeno por fortuna no bajo lo suficiente para quemarse por completo, logró escapar habiendo únicamente rozado los bordes del escudo protector gaseoso del planeta.

Este tipo de fenómenos no son usuales según lo explicado por la Agencia, comparados con la gran cantidad de meteoros que se ven en esta época del año pero este logró ser registrado por las cámaras de la Red Global de Meteoros. Este proyecto intenta realizar coberturas de los meteoritos y divulgar las señales en tiempo real.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSCRÍBETE

Como Salvaguardian del Planeta te estarémos invitando a participar de acciones que nos ayudan a darle equilibrio a nuestro Planeta