Perrita crece en una casa con gatos y ahora se cree uno de ellos

La canina sube a cualquier superficie simulando movimientos felinos.

Willow es una perrita que se ha desarrollado en un ambiente repleto de felinos. Como parte de su rutina, está el retozar con sus hermanos circunstanciales en cualquier entorno. No es raro verla durmiendo de forma muy cercana con un hermano gato.

Esta situación es muy común en los animales domésticos. Ocurre principalmente en situaciones donde los dueños dejan que sus mascotas compartan los mismos espacios. Lo cual es recomendable para evitar discordias entre ellos y situaciones desafortunadas.

Desde enero de 2020, cuando fue rescatada por Socorro Jaramillo, fue puesta en un hogar donde conocería al gato Klaus, y a un chihuahua de 9 años llamado Spike. Estos se convertirían en sus hermanos incondicionales que la vida le colocó. A veces, como en el caso de los humanos, a Willow le ha tocado escoger a la familia.

“Después de aproximadamente una semana de vivir juntos a tiempo completo, comenzamos a notar que Willow copiaba los hábitos de Klaus y Spike. Dado que ambos son pequeños, podían subirse al sofá y saltar al rincón de la ventana desde allí. Las primeras veces que [Willow] saltó para estar con sus hermanos (…) teníamos que ayudarla a bajar, pero después de un poco de práctica, pudo subir y bajar sola sin ningún problema” mencionó Socorro en una entrevista dada al medio de comunicación digital The Dodo.

Dentro de su comportamiento está la imitación de su hermano Percy, que fue adoptado meses después de Willow. Ella siempre quiere hacer todo lo que él hace. Cabe mencionar que la perrita siempre ha sido conocida por ser muy curiosa y tener un carácter agradable.

Socorro mencionó lo siguiente: “Corrían juntos por la casa y [Percy] se sentaba en el pequeño árbol para gatos para tener su altura. Eventualmente, [Willow] comenzó a tratar de subirse con él”. Al parecer, Willow no está consciente de la diferencia de especie y tamaño, y cree que son iguales.

“La considero una bebé gigante. Ella nos sigue a todos los lugares a los que vamos en la casa y casi siempre tiene que estar encima de nosotros. Ella ama a los humanos con todo su ser y se mueve constantemente cada vez que conoce a una nueva persona” mencionó Socorro quien reconoce que en un principio no entendía la manera de actuar de Willow.

Con el tiempo, Socorro ha aceptado que su perrita sea tan peculiar, y está muy contenta de que sus animales sean tan amorosos y se lleven de forma pacífica. Ver dormir a una enorme perrita con un pequeño felino es realmente asombroso.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias