Perrita vuelve a sonreír tras ser adoptada luego de pasar 7 años esperando

A pesar de su aspecto longevo, pudo entrar en el corazón de una mujer.

Los lugares donde acogen animales pueden tener un problema moral a la hora de tener por mucho tiempo a un perro. En la mayoría de esos centros se termina con la vida de los perros que no logran ser adoptados. Otros prefieren mantenerlos, pero no le pueden aportar calidad de vida.

Y es que los perros fueron hechos para compartir su espacio con un ser humano y al no tener a alguien que los ame incondicionalmente. Esto fue precisamente lo que pasó a Ginger una perra con rasgos de Labrador Retriver.

Instagram

El refugio en cuestión es el lugar de acogida de Animales Dogwood en Lake of the Ozarks en Osage Beach en Missouri. Los profesionales del mencionado sitio se enfocaron en colocar fotos de Ginger explicando la historia desafortunada de su condición.

Instagram

«¡Hola! ¡¿Soy pelirrojo! He estado esperando aquí 7 años, 9 meses, 2 semanas y 2 días. ¡Soy una buena chica! ¡Prometo! Solo necesito una segunda oportunidad», así mencionaba su historia redactada por los profesionales implicados con Ginger.

Instagram

Las publicaciones relativas a esta historia cumplieron su objetivo. La canina longeva fue adoptada por una mujer que vive sola en su domicilio. La mirada desanimada se le fue a Ginger y recobró su calidad de vida de una forma significativa.

Instagram

Las redes sociales han jugado un papel importante en lo referente a las adopciones de caninos en los últimos años. Redes sociales como Instagram donde se puede colocar una historia después de la imagen explicando su condición, facilitan la ubicación de padres adoptivos de diferentes latitudes y en algunos casos se repite la historia de Ginger.

Instagram
¡Deja tu comentario aquí abajo!

DE INTERES

Comentarios

Ultimas noticias